La calidad de vida de una madre

IMG_8351IMG_8364

Hola a tod@s:

El otro día a raíz de un programa en el que una famosa periodista hacía unas declaraciones controvertidas sobre la maternidad algunas seguidoras de Instagram me escribieron por privado para preguntarme mi opinión.

Esa misma noche comencé a escribir este post. Empecé a hablar del hecho de que la mujer vive en un mundo de hombres, que no hemos sido capaces aún de forma una sociedad a nuestra medida, que valoramos el trabajo por encima de la familia… bla, bla, bla.. Después de leerlo me di cuenta que era demasiado largo, ideológico y escrito desde el calor de una reacción poco meditada.

Un poco más tranquila, me puse a pensar que cuando alguien se plantea que un hijo o varios hace que descienda su calidad de vida, es porque su calidad de vida está basada en ciertos requisitos que ellos consideran lo mejor, por lo que tiene derecho a decir que ese “mejor” se ha visto reducido por la llegada de los hijos. Partiendo de la base que criar a dos niños a la vez no debe ser nada fácil, cada individuo vivimos unas series de experiencias que nos hacen ver las cosas de una determinada manera.

Así que no soy nadie para juzgar lo que otra madre piense o diga. Pero si puedo contraponer mi opinión, que esa esta:

La maternidad supone sacrificios ya hable de esto en este post si hablamos en términos económicos esos sacrificios nunca te serán devueltos. Pero en mi vida y pienso que en la mayoría los beneficios emocionales son los que nos aportan felicidad. Y estos suelen conllevar una reducción de satisfacción de tus deseos personales, pero esto no tiene porque ser negativo.

Esta sociedad nos ha enseñado a vivir para nosotros mismos así que es normal que nos frustremos cuando nos toca vivir para los demás, pero esto, lejos de ser malo, nos ayuda a no volvernos egoístas, a disfrutar más el tiempo que tenemos para nosotros, a ser más empáticos, más flexibles y adaptables. Vivir en el caos que nos envuelve cuando somos padres hace que nuestro poder de adaptación se multiplique por dos. El amor por un hijo es incondicional y solo se experimenta con ellos. Todo este tipo de experiencias, de cualidades que desarrollas, en mi caso, suponen un incremento del nivel de vida, ya que soy mejor persona de lo que lo era antes, no por tener hijos sino por haber ido evolucionando en este caso con ellos. No digo que los que no tengan hijos no tenga estas cualidades, estoy hablando desde mi caso y lo que me ha aportado. El vivir para otros es más gratificante que el vivir para uno mismo, muchas personas tenemos esa necesidad de compartir pero también de verse reflejado en otro ser ( a veces mediante los hijos, otros mediante sus creaciones, su arte, sus buenas obras… Y además todo esto es compaginable entre sí, puedes ser una estupenda escritora y madre).

Mi calidad de vida no la puedo medir en el número de restaurantes que voy, las noches que salgo , el dinero en mi cuenta corriente, el tiempo libre o el tiempo de trabajo que me queda, las vacaciones que tengo… Soy la primera a la que le encanta todo esto y no voy a ser hipócrita diciendo que no me importa, pero no me parece un baremo adecuado a la hora de establecer si mi vida es mejor ahora que antes.  Mi vida es simplemente diferente, son etapas: ahora estoy más ocupada, salgo mucho menos, tengo una responsabilidad infinitamente mayor. Pero mi vida esta llena, mis actos los mueve el amor, pongo los intereses de otros por encima de los míos y aún así soy feliz, es más, esto me hace feliz. No volvería a mi vida anterior, eso ya lo viví y ahora estoy viviendo esto y dentro de unos años mi situación habrá cambiado y esa evolución, aprender a disfrutar de todos los momentos que la vida te ofrece, me proporciona felicidad. Y ese es el quid de la cuestión: la calidad de vida se debe medir en el nivel de felicidad que sientes a pesar del esfuerzo, el sacrificio y dormir poco, un buen baremo sería pensar en que tipo de persona me estoy convirtiendo, que es lo que estoy dejando al mundo. En mi caso la maternidad me proporciona el trabajo más importante de mi vida: tengo en mis manos pequeñas personas que el día de mañana moverán el mundo y de su padre y de mi depende en gran medida que tipo de personas serán. Esa responsabilidad es tan sacrificada como gratificante.

Un beso grandeIMG_8365

Add a comment...

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

Popular post

LATEST VIDEOS

INSTAGRAM

Menu