Las primeras semanas con tu bebé: El posparto

lasprimerassemanascontubebeelposparto04
El sábado Ari cumplió tres meses y es ahora con un poco de distancia cuando quiero hablaos un poco de esas primeras semanas con nuestro bebé, son una cadena de posts que he ido preparando: el posparto, cuidados del bebé, recuperar nuestro cuerpo. Espero que pueda ayudar a alguna y que si tenéis algo que compartir lo hagáis comentado porque quizás lo que digáis pueda ayudar a alguna mujer en vuestra misma situación.
El posparto
Después de 9 meses esperando por fin tenemos a nuestro bebé con nosotros, es perfecto, mucho más bonito de lo que hubiéramos soñado, nuestra pareja esta en una nube, la gente está pendiente de nosotros, recibimos felicitaciones y mensajes, flores, peluches, ropa para el bebé… Todo es como debe ser, como en las películas pero… nosotras no.
No nos sentimos tan felices como debiéramos peor aún lloramos todo el rato, estamos irritables, solo tenemos tiempo para el bebé y parece que a ni eso llegamos, no nos hemos quitado el moño en 5 días y de esos 5 días solo hemos conseguido ducharnos 3, si damos el pecho tenemos los pezones irritados, el bebe colgado continuamente y si la lactancia no ha tenido éxito nos sentimos culpables y juzgadas… ¿Qué nos pasa?, ¿Depresión posparto?, ¿Por qué a las demás nos les pasa?
lasprimerassemanascontubebeelposparto03

Selene estuvo presente en el parto, espero horas para poder cogerla y cuando lo hizo se quedo dormida con ella en los brazos

En primer lugar: NOS PASA A LA MAYORÍA DE LAS MUJERES, lo que pasa que estamos programadas para decir que todo está perfecto. La sociedad nos ha presentado a mujeres radiantes, sonrientes y pletóricas con sus recién nacidos pero esto una vez más no se corresponde con la verdad. Nuestro baile de hormonas es impresionante y aunque no nos lo creamos ellas mandan mucho, la mayor parte de las mujeres pasan por el llamado Baby blues no es una depresión posparto (eso es otra cosa), ni mucho menos es un sentimiento de tristeza provocado por el cambio hormonal y agudizado por el cansancio que supone cuidar a un ser totalmente dependiente de ti y la sensación que solemos tener de frustración y fracaso.Esta sensación viene dada porque cuidar un recién nacido es realmente difícil y nuestra imagen real: padres hechos polvos, bebé que llora, que  no se agarra bien al pecho, cuerpo dolorido (acabamos de parir!!!) no se corresponde con la imagen idílica que se nos suele presentar. ¿Os acordáis de esas imágenes que había antes en las maternidades de mujeres bucólicas con una bata blanca ideal, un pelo como recién salido de la peluquería, y un bebé que duerme dulcemente en sus brazos mientras ella le mira embelesada y sonriente? Pues eso es lo que creíamos que iba a ser y ahora de golpe y porrazo nos enteramos que es MENTIRA.El silencio que rodea al posparto es absoluto: tenemos un montón de información sobre el embarazo, el parto y la lactancia pero parece que después de parir todo esta chupado y, amigas mías, en realidad la fiesta acaba de empezar.Nosotras mismas contribuimos a ese silencio: solemos mentir y decir que estamos estupendamente y que todo ha ido genial que solo estamos muy liadas ahora, mentimos hasta nuestras amigas. Y es que el posparto y sus sentimientos siguen siendo tabú y a veces no me extraña porque cuando a mi se me ha ocurrido abrir la boca y decir como me siento he solido recibir una respuesta tipo:”pero si tienes un bebé precioso”… Frase que calla a cualquier madre y le hace sentir culpable.

“Pues claro que tengo un bebé precioso, ¿Acaso te he dicho que mi bebé sea feo?, NO, te he dicho que me duele todo, tengo sueño y ganas de llorar otra vez… ”

No hay ningún remedio para esto, es parte del proceso.
Para mi el peor posparto fue el de mi segundo hijo y según me comento mi matrona (Anabel de Ancara Perinatal) es un patrón que se repite, quizás porque pensamos que íbamos a estar más preparadas y no lo estamos. No olvidemos que tenemos que acostumbrarnos a una nueva vida y si además ya tienes a alguien que te reclama…

En mi tercer posparto no me sentí tan abatida como en el segundo pero si sentía una tremenda nostalgia por el embarazo y porque hubiera terminado. Me ayudaron mucho las palabras de mi Doula (Paca de Ancara Perinatal) que me dijo que el posparto es un tiempo de luto, luto por el estado en el que nos encontramos antes y que ya ha finalizado, es un tiempo de adaptación de terminar con una vida que llevábamos hasta ahora y empezar una nueva, que no conocíamos (sea el segundo, tercero, cuarto… empezamos una vida, una nueva vida con este nuevo ser de nuestra familia). Quizás a muchas mujeres estas palabras no le digan nada pero a mi me sirvieron para aceptar mis sentimientos y no resistirme a ellos, lo que hizo que yo misma pudiera adaptarme antes a esta nueva etapa.

No hay ninguna solución mágica a estos momentos que casi todas pasamos después de la gestación y el parto, pero si me gustaría daos algunos tips que después de tres partos a mi me han servido y que quizás a alguna de las que me leéis os puedan servir también:

lasprimerassemanascontubebeelposparto01

Mi madre con Ariadna a las horas de nacer

  1. Rodeate de personas que puedan ayudarte y con las que puedas ser tu misma. Mi madre fue un gran apoyo para mi en todos mis pospartos. No solo porque me alivio la carga de la casa y no tuve que preocuparme de compras, ni comidas en los primeros días sino también porque sabía que si tenía una actitud poco “correcta” no me juzgaría. Quizás en vuestro caso no sea vuestra madre pero buscar a alguien en quien delegar y que pueda ayudarte sin juzgarte.
  2. Reduce el número de visitas. Soy totalmente contraria a las visitas en hospitales o hogares justo después de que un bebe nazca, por muchas razones que no vienen al caso. Pero si tu sí quieres recibir visitas minimízalas (habrá tiempo de presentar a tu pequeño) o elige quién te visita, cuanta más confianza tengas mejor y si son visitas útiles (de esas que te traen un tupper  con comida) bienvenidas sean. Puede ser una idea poner un horario para que no se alarguen demasiado.
  3. Acepta lo que sientes. No intentes actuar como que no pasa nada, habla con tu pareja y si no te entiende con tu madre, amiga, matrona… No contribuyas a silenciar todo el proceso que es el posparto. Si lo hablas te sentirás mejor y si no es así te desahogaras. Acepta que no todo es perfecto pero que es igual de hermoso.
  4. Date tiempo. Entiende que es parte del proceso y que pasará, la tristeza se irá esfumando, lograrás apañarte con tu bebé y serás muy feliz!!!
Si tienes otro tipo de síntomas: una tristeza que persiste en el tiempo, no quieres atender al bebé, pensamientos de tipo suicida… No se trata de un baby blues normal y hay que consultar a un especialista.
Y cuando otras mujeres te pregunten SE SINCERA así no les pillará de sopetón si es su primer hijo y podrán aceptar mejor la situación y contribuirás a que estas cosas dejen de ser un tabú.

lasprimerassemanascontubebeelposparto02

 

Add a comment...

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

Popular post

LATEST VIDEOS

INSTAGRAM

Menu