Holaaa a tod@s:

Ya tenía ganas de volver por aquí.

¿Habéis visto que video tan bonito hemos hecho con el portabebé de WeeRide?

Os cuento un par de cositas sobre mi antes de tener el blog y las RRSS, yo vivía en las afueras de Madrid en la típica urbanización con parque y piscina. Teníamos dos coches, mi coche era un Mini descapotable precioso, en color azul, me encantaba, era como mi otro bebé. Pero la vida en urbanización me aburría muchísimo, echaba mucho de menos el movimiento del centro, bajar a la calle y tener panaderías, supermercados, cafeterías, tiendas… Después de tener a Leo y dejar de ir a la Universidad entre un poco en crisis. Me sentía muy desanimada, triste, todos los días se me hacían igual…

Decidí dar un cambio radical a mi vida, después de hablarlo con mi pareja decidimos venirnos al centro y probar, todo el mundo nos decía que estábamos locos: ¡con 2 niños en el centro…! Pero pensamos que podíamos ver que tal y sino funcionaba siempre podíamos volver a mudarnos, lo que estaba claro es que necesitaba un cambio de vida.

Una de las cosas a las que tuve que renunciar fue a mi coche, que aunque me encantaba también me producía mucho estrés. En el centro no me hacía falta y además tener dos garajes era un gasto extra innecesario. La verdad es que nos hicimos muy rápido a vivir aquí, y pese a lo que nos decía la gente yo estaba muy contenta. Decidí comprarme una bici para moverme por “el barrio” y los fines de semana ir en bici al Retiro. Estuve mirando muchos modelos con un amigo que “sabe de bicis”, más o menos me había decidido por una estilo clásico cuando… la gran noticia: me quedo embarazada.

Si os digo la verdad me olvidé del tema bici por completo, embarazo, Ari muy pequeña, me muevo con carrito… Hasta ahora.

Hace unas semanas cuando WeeRide se pone en contacto conmigo para presentarme su sillita y grabar este video (que por cierto me encanta, ¿Habéis visto la carita de felicidad de Ari?)  volvió a despertarse en mi el gusanillo de la bici. Y esta vez sí que sí, ya tengo la mejor silla para mi hija y la bici en la carta a los Reyes Magos… (espero que se acuerden que la quiero verde…)

¿Por qué la sillita Safe Front de WeeRide es la mejor para ir en bici con nuestros peques?

  • Para los niños es mucho más entretenido y estimulante ir viendo el camino y no nuestra espalda.
  • Al probarla me di cuenta que puedo ir hablando con ella y contado las cosas que vamos viendo. Me pareció super comunicativo y a la vez seguro, ya que no ponemos en riesgo la conducción: las dos vamos mirando hacía delante.
  • La silla no lleva un exceso de peso detrás por lo que es más fácil subirse a ella.
  • Esta silla proporciona mayor estabilidad ya que los niños de la edad de Ari se mueven bastante, en la parte de atrás esto desestabiliza mucho la bici. Con las sillas delanteras el peso se reparte de forma más uniforme debido al mecanismo de sujeción de la bici mediante la barra central. La barra central de las sillitas WeeRide, se coloca entre la barra fija del sillín y el cuadro delantero de manera que se distribuye el peso entre las dos ruedas.
  • El niño va rodeado por tus brazos.
  • Si se duermen tienen donde apoyar la cabecita sin tensionar el cuello.
  • Son las sillas más ligeras del mercado.
  • Fácil y rápida instalación.

La silla se puede utilizar desde los 9 meses hasta los 4 años.

Espero que os haya gustado esta entrada.

Un beso grande