Mi niña cumple un año

miniñacumpleunaño03miniñacumpleunaño05

miniñacumpleunaño2miniñacumpleunaño18miniñacumpleunaño17

Mi niña cumple un año. Un año que ha sido como un suspiro. Apenas tengo que hacer un esfuerzo para acordarme del día, de la noche que vino al mundo.

Era Sábado, había roto aguas por la mañana y ella nació en un parto de más o menos una hora entre dolores y una excitación que nunca he vuelto a vivir y temo que no volveré a hacer. En casa la esperábamos todos: su padre, sus hermanos, su abuela y su tía. Y escondida entre las cortinas otra “tía” aunque no de sangre, Bea haciendo sus fotos.

Es ella también la que ha realizado este precioso reportaje lleno de color y de luz, igual que es Ariadna. Dulces Fotos o más bien Bea para nosotros, la conoce y tanto, que sabía perfectamente cual era el escenario perfecto para celebrar su primer año. La tarta es de My Candy Prince porque además de estar buenísima hace las tartas más espectaculares de Madrid. No os podéis imaginar lo bien que lo pasamos haciendo esta sesión y lo que ella disfruto comiendose su tarta por primera vez. Me miraba con incredulidad como diciendo “¿de verdad puedo?”. Después Bea y yo hicimos buena cuenta de la tarta. ¡¡ Conchí espectacular como siempre!!

Como os contaba, no me cuesta nada recordar ese día y lo que sentí. Pude escribir uno de los post más bonitos que he escrito nunca y que podéis leer aquí.

En estos momentos siento una especie de orgullo y una tristeza alegre, calmada y sosegada por verla crecer. Sí volvería atrás una y otra vez pero lo cierto es la que la vida nunca se para y menos aún retrocede y sí miro hacía delante veo que tengo el privilegio de verles crecer, de formarles para que sean sobre todo buenas personas, que el resto ya se verá, para que sean tolerantes y respetuosos. Un lienzo en blanco donde escribir. Mirar como espectadora como se va formando, como va creciendo y cambiando, como construye su futuro y su vida. Y esto es el mayor de los privilegios.

Por qué ser mamá el primer año es puro instinto, somos mamíferas que olemos a nuestros cachorros al nacer, que les damos calor con nuestra piel, que les alimentamos con nuestros pechos (o biberones, es igual, es leche y una tetina), les empujamos a gatear, a caminar, les lavamos y acicalamos, les protegemos y les acurrucamos en nuestros brazos, les ayudamos a explorar. Como cualquier leona, cebra, perro o gato… Pero a partir de ahora nos queda enseñarles a ser personas. Da igual fontaneros, bombero, arquitecto o médicos, lo importante es que aprendan a ser buenos con los demás, respetuosos y tolerantes, a no aprovecharse del necesitado, a ayudar a otros (y no me refiero solo a los que están lejos y lo pasa mal) sino al de al lado, a nuestro vecino o amigo. El altruismo, la generosidad y sobre todo a sonreír a la adversidad, a aprender a levantarse.

Eso es ser mamá, lo demás es animal y hermoso pero esto es una misión, la nuestra. La de las madres y los padres que hemos decido traer vida a este mundo e intentar a través de ella cambiarlo.

Ariadna tu sonrisa a llenado de luz nuestra casa, la pequeña y la más terremoto, llenas cada espacio, cada hueco. Y te adoramos hasta límites insospechados. Solo queremos devolverte parte de esta luz que tu nos regalas para alumbrar tu camino, tu vida, en la que ya has dado tus primeros pasos.

¡Feliz cumpleaños mi niña!

miniñacumpleunaño14df_116miniñacumpleunaño12miniñacumpleunaño11miniñacumpleunaño10miniñacumpleunaño04miniñacumpleunaño09miniñacumpleunaño08miniñacumpleunaño06miniñacumpleunaño
miniñacumpleunaño04

Add a comment...

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

Popular post

LATEST VIDEOS

INSTAGRAM

Menu