Hola a tod@s:

Os escribo desde nuestro refugio en Alicante, estamos pasando unos días aprovechando que en el cole de los peques es Semana Blanca y les han dado unos días libres.

Nuestra Semana Blanca fue hace unas semanas en Grandavalira. Yo conozco bastante bien Andorra pero nunca había esquiado en esa parte y fue una grata sorpresa. Una preciosa estación con kilómetros de pistas y muchas de ellas para esquiar en familia. En Grau Roig además de una maravillosa escuela para los peques tienen unas pistas especiales para ellos, las de Imaginarium, a Selene le encantaba bajarlas.

Nuestro alojamiento fue en el hotel Park Piolets MountainHotel & Spa sé que much@s habéis seguido nuestro viaje por Instagram pero quería contaros también por aquí un poco más sobre el hotel que tanto nos ha gustado. No nos resulta fácil encontrar hoteles en los que estemos cómodos los 5 y en este hemos estado como en casa o mejor! Por eso si os planteáis una escapada de esquí en familia es una opción para tener muy en cuenta.

Como familia nunca ponemos nota a un hotel hasta que no probamos el bufet de desayuno (si, se nos conquista por el estomago ja, ja,ja…). El bufet de desayuno tiene una gran variedad y opciones pero lo que más me gusto es que contempla muchas opciones healthy, siempre que salgo fuera llego a casa bastante hinchada (son los años lo sé…) pero se agradece tener la opción de comer sano y los alimentos que tomamos en casa en una comida tan importante como el desayuno.

Estábamos alojados en Régimen de Media Pensión (cuando vamos a esquiar siempre lo hacemos porque solemos madrugar mucho). Fue un gran acierto ya que el bufet de cena tiene 8 zonas diferentes de Showcoking y está diseñado por la escuela de Hostelería Hofmann. Cada noche platos diferentes y la sección de postres es un escándalo. Mi preferida la tarta de queso y frutos rojos, si vais por favor tenéis que probarla.

Además dentro del mismo hotel está el Restaurante Kao Soldeo del conocido grupo de restauración Kao. Es un oriental de lujo exquisitamente decorado y con una gran calidad en sus platos, personalmente me encantó su pato laqueado, de los mejores que he probado. Es un restaurante solo para adultos, en el que disfrutar de una maravillosa cena romántica. Seguramente estáis pensando que esto es imposible sí vais con niños pero más abajo os cuento como  Park Piolets nos lo pone muy fácil para que disfrutemos también de algunos ratos agradables aunque vayamos con nuestros hijos.

Creo que una de las cosas que más disfrutamos en familia fue del Spa y sobre todo de esta piscina de agua caliente en el exterior. Vimos atardecer desde el agua caliente mientras nevaba, no puede haber una estampa más idílica (tuvimos mucha suerte). El spa del hotel tiene un horario especial para familias para que podamos disfrutar de estas instalaciones sin estar excesivamente preocupados de que los peques no estén muy relajados en un ambiente de relax (ya me entendéis). Me pareció una idea buenísima, a mí por lo menos me dio mucha tranquilidad.

Nuestra habitación eran dos habitaciones comunicadas por una pequeña entrada. Perfecto para que todos durmamos bien, tengamos espacio suficiente y sobre todo armarios. Muchas veces vamos a hoteles con habitaciones cuádruples  que tienen armarios para dos. Además el hecho de que sean habitaciones independientes pero comunicadas nos da intimidad y la tranquilidad que si pasa cualquier cosas les oimos. El hotel tiene un gran número de habitaciones de este tipo para familias grandes como nosotros.

Y lo mejor lo dejo para el final: el Kid´s Club. No tengo palabras para descubrir lo maravilloso que es, mis hijos no querían estar en otro lugar, estuvieron entretenidos toda nuestra estancia. Pudimos salir a hacer algunas compras, tomar algo, deshacer y hacer maletas mientras ellos disfrutaban de las actividades del Kid´s Club. Además al tener un horario tan amplio (está hasta las 11.00 de la noche),  te permite, si cenas temprano, tomar algo en el bar (que es super acogedor con dj,, chimenea y coctelería)   en pareja o con amigos o disfrutar de un relajado el aprés- ski mientras los niños se divierten. Por eso os decía que se puede aprovechar una noche para disfrutar del restaurante Kao Soldeu ya que si les das de cenar temprano pueden estar en el Club durante la cena.

Ha sido un viaje super completo y divertido, hemos podido tener grandes momentos en Famila y también en pareja cosa que con tres niños se agradece mucho. El último día nuevo muchísimo y fue realmente precioso disfrutar del paisaje y de la nieve, los niños decían que era como estar en el cielo.

Os dejo al final del post el video que grabamos para YouTube dónde se ve todo lo que hicimos y lo bien que lo pasamos.

Para más información sobre el Hotel podéis seguirlos en Instagram o en Facebook.

Espero que os haya gustado, Conocéis más hoteles de este tipo, tan bien preparados para familias? contadme en los comentarios.

Un besazo enorme