Vida sana y experiencia con un entrenador personal

vidasanaexperienciaconunentrenadorpersonal (5 de 6)

Hola a tod@s:

Los que me seguís por Instagram sabéis que desde hace unos meses me he puesto en plan y es que ya iba siendo hora. Os pongo en antecedentes:

En mi segundo embarazo me obsesioné con el peso: había engordado 22 kg en el primero y había tardado dos años en volver a ponerme uno de mis pantalones, no quería que me pasará lo mismo y buscando, buscando, encontré a una profesional como la copa de de un pino (Cristina, de Más Natural, ya os he hablado alguna vez de ella) que me enseñó a comer mejor, me mostró alimentos que no sabía que existían, y me descubre todo un mundo nuevo: el de la comida sana. Comienzo una rutina de natación y empiezo a entender que es eso de sentirse bien. Para cuando nace Leo he aprendido a tener una alimentación equilibrada y sana. Sobre los tres meses comienzo a entrenar y en cuestión de 6 meses he recuperado prácticamente mi cuerpo anterior (digo prácticamente porque hasta el año mínimo, el cuerpo no vuelve a su sitio del todo). Y no os equivoquéis, se que el cuerpo alberga vida durante el embarazo y no estaba como loca por volver a mi peso anterior, solo quería seguir sientiéndome bien  pero con una alimentación adecuada, y con la lactancia y el ejercicio regular (si no recuerdo mal iba 3 días por semana) conseguí fantásticos resultados sin tener un objetivo establecido.

vidasanaexperienciaconunentrenadorpersonal (6 de 6)

Cuando me quedo embarazada de Ari, el embarazo lo llevo prácticamente de la misma forma, los primeros meses como siempre todo se descontrola: no duermes = estás cansada = no te apetece hacer comida = comes lo primero que pillas = comes mal. No estaba muy preocupada sabía que era cuestión de tiempo, poco a poco iba bajando de peso pero la cosa empieza a complicarse: tengo a Leo y Ari en casa, gracias al blog e Instagram empiezo a ir a eventos que me resultan interesantes pero que no suele ofrecer comida muy “healthy”, adquiero compromisos, comienzo a pasar horas frente al ordenador y se me hace imposible hacer ejercicio, sigo sin dormir, aunque no como mal tampoco bien y el tiempo va pasando.

Y de repente Ari duerme en su cuna y yo duermo perfectamente, Leo está en el cole y yo sigo sin hacer ejercicio y sin comer del todo bien, me levanto cansada, no tengo energía, incluso a veces algo apática y sé perfectamente porque es, pero no tengo horarios y me resulta imposible establecer una rutina. Pero no puedo seguir con excusas tengo que empezar a comer como antes y tengo que hacer ejercicio porque necesito encontrarme mejor…

vidasanaexperienciaconunentrenadorpersonal (4 de 6)

Y es por ésta época cuando conozco a Borja. Él me cuenta como ayuda a las personas a precisamente eso:  encontrarse mejor con un programa hecho a medida. Como lo que él hace no se trata de un entrenamiento al uso si no de un seguimiento que incluyen muchas facetas, como se adapta a los horarios de sus clientes y está disponible para dudas o para asesorar en entrenamientos a distancia cuando la gente viaja. Como ayuda a gente con problemas de salud: dolores de espalda, obesidad, lesiones… Y además es especialista en las etapas de la mujer incluido el embarazo y el posparto. Así que decido empezar un plan de entrenamiento con él.

Tener a una persona a tu lado en este proceso de cambio hace que adquieras un compromiso con otra persona y no solo contigo por lo que te obligas de una manera más eficaz. Otra ventaja muy positiva es que esté siempre pendiente de tus movimientos para que lo que hagas este bien hecho y evites lesiones, pero también que no sea en balde. Es decir, podemos hacer mucho trabajo de abdominales pero si no las hacemos de la forma correcta no servirá de mucho y el esfuerzo no tendrá recompensa y por tanto nos frustramos. Si hay alguien a tu lado que te guía en la forma de colocarte, colocar los brazo, las rodillas, el trabajo tendrá un resultado que te animará a seguir.

Las sesiones son mucho más efectivas porque son de ritmo constante, adaptadas a ti,  a tu condición física y a tu evolución.

Sin duda es una inversión, una que merece la pena sobre todo si buscas un objetivo concreto, si como yo necesitas un cambio de hábitos pero no lo estás consiguiendo, ésto es como un empujón. Si tienes algún problema de salud y necesitas hacer un ejercicio más controlado. Si estas embarazada o acabas de dar a luz (siempre después de 40 por supuesto) porque necesitas ejercicios adaptados a tu cuerpo y a su etapa.

Podéis seguirle en su Instagram en el que cuelga consejos muy útiles sobre ejercicio pero también sobre alimentación y rutina diaria.

Un beso grande.

vidasanaexperienciaconunentrenadorpersonal (2 de 6)

vidasanaexperienciaconunentrenadorpersonal (3 de 6)vidasanaexperienciaconunentrenadorpersonal (1 de 6)

no comments
Add a comment...

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

Popular post

LATEST VIDEOS

INSTAGRAM

Menu