Hola tod@s:

Como ya sabéis los que me seguís por redes sociales, hace un tiempo pude participar en el #CosmetikTrip13. Poder ser parte de un CosmetikTrip es una oportunidad para poder conocer a compañeras especializadas en el mundo de la belleza y disfrutar de un tú a tú con marcas y conocer sus novedades y sus productos estrellas, además de su historia y curiosidades que de otra forma sería imposible conocer. Podes ver aquí todos los detalles y quienes más participaron en esta edición.

La sede del viaje fue en el Hotel Iberostar Las Letras de Gran Vía. Pudimos disfrutar dos noches de una increíble estancia, me encantaron sus desayunos y su cafetería, merece la pena entrar un día aunque sea para tomarse un café.

Nuestra primera actividad del día fue conocer la historia y los valores de La Prairie, marca de prestigio mundial que ha remasterizado su producto más emblemático: Luxe Crema hecho de perlas de Caviar. Usando la misma forma han hecho que su uso sea más cómodo y rápido.

Después tuvimos un almuerzo en La Cocina de San Antón en el céntrico Mercado de San Antón, disfrutamos de sus cocteles y de su rica comida mediterránea en un ambiente distendido donde pudimos conocernos todas un poco mejor.

Esa tarde nos dirigimos al Corte Ingles de Serrano para conocer la Nueva Colección de maquillaje de Juicy Couture colores fuertes, arriesgados, brillos y purpurinas es su propuesta, muy apropiada para estas fiestas que vienen.

Fue un placer poder conocer más sobre la apasionante historia de Elizabeth Arden y conocer nuevos usos para su mítico bálsamo Eight Hour Cream, me llamaron especialmente la atención usarlo en las mejillas como iluminador y en los pies para los talones. Además creamos nuestro propio maquillaje personalizado según la cobertura que nos gusta y nuestro tono de piel. Este servicio está disponible de forma pública en El Corte Inglés de Serrano.

Uno de los descubrimientos que más me gustaron fueron los productos de Foreo, pude conocer toda su gama y su nuevo producto estrella el Luna Fofo que te hace un diagnóstico personalizado de la piel con su exclusivo sensor y su app para el móvil. Desde que los conocí ya los he incorporado a mi rutina diaria.

Para finalizar el día cenita en Tatel probamos un delicioso menú de degustación y música en directo.

 

Cuando volvimos a la habitación una de las mejores sorpresas nos estaban esperando: Una copita de Champan y la mascarilla Premier de Le Praire.

¿Qué más se puede pedir?

El domingo os cuento el resto del viaje que no tiene desperdicio…

Un beso enorme